Se noche suda la experiencia más terrible durante la perimenopausia

Una vez que las mujeres se acercan a su mediana edad que comienzan a experimentar los síntomas asociados con la perimenopausia. Los que tienen conocimiento previo de la condición de saber qué esperar. Los síntomas van desde bochornos a los cambios hormonales son cada vez más evidentes. Sin embargo, el indicador más conocido y atroz de la perimenopausia son los sudores nocturnos.

Los sudores nocturnos son también la experiencia más temida por las mujeres de todo. Imagínese levantarse en medio de la noche y la búsqueda de la ropa, sábanas y funda de almohada empapada de sudor. No es algo que esperamos con interés y si no al principio, que sin duda se agrava con el paso del tiempo y la falta de sueño. Las mujeres les resulta difícil comprometerse con una situación de prueba y estos episodios de sudoración incontrolable convertido en sinónimo de la perimenopausia.

Sin embargo, no es raro que también estos sudores nocturnos puede ser causado por algo que no sea la perimenopausia. Este conocimiento viene como una sorpresa para muchas mujeres que toman la conexión entre el sudor y la perimenopausia por hecho y asumen erróneamente que sólo deben estar experimentando síntomas de la perimenopausia.

Otras explicaciones simples para los sudores nocturnos pueden estar a temperatura ambiente inadecuada o el estrés mental. Incluso pequeñas dosis de medicamentos, por ejemplo, antidepresivos, medicamentos con cortisona, paracetamol y paracetamol puede provocar sudoración profusa en las noches. Existen muchos medicamentos que pueden causar rubor (similar a la sudoración nocturna) incluyen niacina, hidralazina, niacina y tamoxifeno.

Incluso en ausencia de causas anteriores, no es razón suficiente para creer que debe ser la perimenopausia. Usted podría tener una condición médica que resulta en las noches sudorosas y un médico debe ser consultado con el fin de diagnosticar y determinar la causa exacta.

Si el motivo de tus noches sin dormir mojados remojo y se enteró de que pernimenopausal en la naturaleza, debe tomar las medidas adecuadas y obtener el tratamiento aconsejado por su médico.

El hecho de que “las mujeres que se encuentran con síntomas de la perimenopausia no tienen otra opción que ir silenciosamente a través de ellos sin quejarse” no es en realidad hecho en absoluto. Muchos remedios se han ideado para los sudores nocturnos y son muy eficaces.

Algunos de los métodos más ampliamente utilizados incluyen el uso de té verde y la granada. Se trata de productos naturales y su uso garantiza la eliminación total o parcial de los sudores nocturnos, ahorrando muchos la agonía de no poder conciliar el sueño.

La ventaja de optar por este remedio natural es que se puede probar su eficacia en su cuerpo, sin efectos secundarios. Usted no necesita una receta médica para obtener estos productos y que podrían llegar a ser la mejor solución para su dilema. Esto le ahorrará el tiempo y el dinero necesario para las opciones de tratamiento más graves, por ejemplo, de reemplazo hormonal.

Pero antes de decidir sobre qué opción de tratamiento mejor se adapte a usted, asegúrese de que usted es consciente de su enfermedad y los remedios disponibles para curarla antes de actuar para erradicarla mediante la aplicación oportuna de un procedimiento médico adecuado.